jueves, 17 de julio de 2008

Curiosidades maltesas

Muy curioso este diminuto país, Malta. Cruce de etnias y culturas, contraste de modernidad y tradición, y una relajada actitud hacia la vida (por no hablar de los lugares de buceo) hacen de el archipiélago maltés un lugar único para ir de vacaciones. Estas son algunas de las curiosidades que encontré.



Aunque el inglés es el idioma oficial, el maltés es la lengua del pueblo. Y vaya lengua. Suena parecido al árabe (aunque no se lo digas a un maltés a la cara, puede que se ofenda), y proviene del árabe, italiano, español, inglés, griego y no sé cuantos lenguajes más. El sueño de un etimólogo aburrido.




Todos los autobuses de Malta tienen estos colores en común. Pero es lo único que comparten. Los llevan conductores autónomos y los aparcan en la puerta de sus casas por la noche.




El elemento arquitectónico más diferenciador son los balcones. Por lo visto se hicieron populares en los tiempos de Los Caballeros de la Orden de Malta, para que las mujeres pudieran vichear el panorama sin ser vistas...




Pero eso sí, ¡ya podían haberse currado un poco más el cableado en las fachadas de las casas!




Los autobuses no es lo único que a los malteses les gusta pintar con llamativos colores. Estos son algunos barcos de pesca, en un tradicional pueblo de pescadores.




Si en Dinamarca les gustaba jugar al waterpiragua, aquí lo que les gusta es jugar al waterpolo, pero en el mar. Muy chulo.




Llega al sábado por la noche, y hace calor. ¿Qué hacer? Pues una barbacoa al lado del mar. Perfecto.

2 comentarios:

Zell0ss dijo...

tIENES SPAM EN TU BLOG!!!! XD XD

santiiiii dijo...

cabrones! Ya está eliminado