lunes, 9 de junio de 2008

Escalando en la Pedriza


Nueve meses. Ese es el tiempo que se ha estado gestando en rocódromo la primera salida de escalada de verdad. ¡Ya tocaba!

El destino elegido ha sido la Pedriza y, por mucho que se prevía, ha resultado muy muy diferente de lo que estamos acostumbrados a hacer semana tras semana en el gimnasio.

En la Pedriza abundan las formaciones de granito, que aunque si consigues encontrar fisuras donde poner manos o pies se agarra muy bien, en realidad estas oquedades brillan por su ausencia. La técnica de subida es totalmente diferente, necesitándose una fe ciega en nuestros pies de gato y en la adherencia que podemos sacar de los mismos.

No os voy a engañar; al principio costó, y mucho. Pero resbalón tras resbalón, fuimos cogiendo confianza y haciéndonos con la postura (con los pies bien apollados, la cadera muy alejada de la pared y la cabeza muy cercana). Las últimas vías, aunque más complejas, resultaron más fáciles que las primeras.

Muy divertido esto de la escalada. Más fotos aquí.

1 comentario:

Zell0ss dijo...

Ummmm Si vais al Naranjo puedo ir en calidad de "esperador para que reserven la mesa de la comida"?