domingo, 7 de octubre de 2007

Travis


Un nuevo concierto (¿debería cambiar el nombre del blog a "De conciertos y algún que otro libro"?), pasando del country-rock de Micah P. Hinson al pop melódico de Travis.

Tú no vas a un concierto a escuchar música. O al menos no sólo a eso. Por supuesto que quieres oír una buena ejecución musical, pero, idealmente, ésta debe ir acompañada de efectos espectaculares, y de una entrega del grupo que busque la participación del público e interprete diferentes versiones y variaciones en su repertorio; el resultado final: una experiencia global única y memorable, muy diferente a escuchar un disco en el salón de tu casa.

El concierto de Travis en la Riviera cumpió todos esos requisitos. Aunque su estilo musical es demasiado parado y melódico para mi gusto, mis temores de que resultaran empalagosos estaban infundados. La interpretación fue impeclable y algo más cañera que en los discos, con una perfecta combinación de canciones del último tabajo con sus grandes éxitos anteriores.

El espectáculo tampoco faltó, destacando la entrada triunfal desde el público con focos, banda sonora de Rocky y batas de boxeo incluídas, y la solicitud a la gente de que gritara, cantara y saltara, a lo que no opusimos demasiada resistencia.

Lo más curioso fueron las dos versiones tan dispares que tocaron: "...Baby one More Time" de Britney Spears, y "Back in Black" de AC/DC que resultaron muy divertidas, cada una en su estilo.

El único borrón: la organización. En la entrada se prometía un "grupo invitado" (los Bombones, según se anunció en internet) que, por mucho que esperamos, nunca apareció.

3 comentarios:

antonia dijo...

Buenas, sé de buena tinta que Bombones fueron engañados por la organización(los chicos de Dr Music). Travis instaló su propio equipo en la Riviera y se negó a compartirlo con los teloneros(esperable), y a las 12 de la mañana la organización preguntó si Bombones no llevaba su propio equipo(imaginense, 20000 watios o los que sean para amplificar la Riviera) y al no tener ninguno en la guantera en aquel momento tuvieron que dar media vuelta, recorriendo 600 kms sin sentido y sin compensación alguna.

santiiiii dijo...

Antonia, gracias por la info.
Hay mucho sinvergüenza en el mundillo este de la organización de conciertos. Y lo peor es que con salas llenas y precios de 30 Euros, es complicado que ésto cambie.
Sentí mucho lo de los Bombones, ya los había visto en el indyspensable, y me parece un grupo muy interesante.

Quijote Abducido dijo...

buen grupo, estos bombones, sí señor, espero que no se maleen.
SoLid.